Transcurría el año 1995 y en el partido de San Cayetano, provincia de Buenos Aires, se ponía en marcha Molinos Balaton con una capacidad de molienda diaria de 300 toneladas.

La elección del sudeste de Buenos Aires para instalar la planta, fue el resultado de que en esa zona se cosechan los mejores trigos del país permitiendo elaborar harinas de altísima calidad.

Con el paso del tiempo la empresa se insertó en el mercado abasteciendo a panaderos, panificadoras, distribuidores e industrias.

Con el crecimiento logrado y tras haber incursionado en varias exposiciones internacionales de molinería, adquirimos la experiencia necesaria y el conocimiento para lograr lo que hoy es una realidad. Actualmente nuestras harinas están posicionadas entre las más elegidas del mercado, siendo Molinos Balaton y todos nuestros productos marcas referentes.